“LA TEODORONA” Y SANCHEZ CELIS

En el sexenio de Polo Sánchez Célis había en Culiacán un burdel que regenteaba un gay llamado La “Teodorona”, amigo desde luego de personajes de la política en esa época, quienes eran clientes asiduos del lugar  por contar con hetairas de exuberante belleza, del nivel de una Ninel Conde, de la Niurka y de lo mas  selecto del vedetismo.

El prostíbulo se llamaba “Vereda Tropical”. La “Teodorona” asi como era atento y excelente anfitrión con todos los clientes, asi también sacaba a relucir su carácter agresivo contra quienes atentaban contra su negocio.

Asi un día, desde el gobierno estatal, se dio la órden de clausurar el burdel por violentar las normas de alcoholes y por atentar contra los valores de la sociedad.  El gobernador Sánchez Célis tomó esa decisión presionado por la asociación religiosa de la Liga de la Decencia y de la Vela Perpetua.

——A ver si no se encabrona La Teodorona”— comentó a su secretario  el gober, quien era también cliente del congal.

Y en efecto, el gay montó en cólera cuando le clausuraron el negocio.

—–Vamos a ver de que cuero salen mas correas–, dijo La Teodorona echando madres-.

—Vamos, muchachas, vístanse y pónganse sus mejores galas, Vamos a palacio a ver al gobernador, para recordarle su promesa de que mientras él estuviera en el poder nadie me iba a molestar.

Aquello fue un escándalo cuando las prostitutas encabezadas por el lenón entraron en tumulto al despacho de Sánchez Célis, quien ante tal aprieto deseaba que se lo tragara la tierra.

Con fama de no tener pelos en la lengua para gritar sus verdades, la Teodorona amenazó con llevar a cabo un plantón en palacio por tiempo indefinido con sus putas, si no se ordenaba la apertura del prostíbulo.

 Ante tal amenaza, el Hombre del Paliacate, acostumbrado a enfrentar toda clase de peligros y a enfrentar a poderosos adversarios de la política, se acobardó, cediendo a la petición de aquel lenón grosero e irrespetuoso a la investidura del gobernante.

Ese mismo dia fue abierto el local.

Las viejas beatas pusieron el grito en el cielo y acusaron a Polo de ser alcahuete y de tolerante a actividades que degradan la moral y las buenas costumbres.

Polo hizo concha y aguantó la vara….!!!

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario